Tips para combatir el estrés de los preparativos de boda

Hola a todos,  hoy os traigo un post muy especial de la mano de nuestra querida Maribel Ruíz de Corpozen, una de nuestras colaboradoras más fieles de este blog.

Si los novios tienen algún gran enemigo ese es sin duda el estrés que puede llegar a causar los preparativos de una boda. El estrés se produce cuando creemos que una situación supera nuestros recursos o capacidades. En concreto, en el estrés prenupcial, los novios se sienten desbordados por los preparativos de la boda, los gastos que se avecinan, las intromisiones de los familiares, el quiero y no puedo o el por dónde sigo o a quién contratamos y que nos dé buen resultado. Como consecuencia de estos temas, surgen malas contestaciones, desinterés y, en ocasiones, incluso reacciones de huida que pueden desembocar en el deseo de finalizar el compromiso.

Ilustración-2-1024x687

La verdad es que planificar una boda no es una tarea fácil. La gran mayoría de los novios se preocupa durante los meses previos por conseguir que ese día sea inolvidable, especial, tal y como lo han soñado toda su vida, por lo que dedican mucho tiempo y esfuerzo a los distintos aspectos que engloba la organización de su boda. Pero la mayoría de las veces no sabéis por donde tirar, qué será mejor contratar o cuál es el protocolo a seguir. Toda esta energía negativa, unida a los gastos y, en general, a la nueva vida que van a comenzar juntos originan un ambiente de tensión y estrés que no todos sabéis cómo combatir.

Maribel nos deja hoy algunos consejos para saber cómo combatir el estrés durante los preparativos del gran día y no morir en el intento.

Desgraciadamente a lo largo de nuestras vidas podemos encontrarnos con muchas situaciones o temporadas de estrés provocado por diversas circunstancias pero no debemos dejar que nos invada y nos domine, lo único que conseguiremos es además de tener un estado de ánimo pésimo, una somatización de ese estrés. ¿Qué significa esto? ¿No os ha pasado alguna vez que habéis vivido una situación límite, como la pérdida de un familiar, un trauma o una situación muy difícil en el trabajo y al poco tiempo enfermas, o aparecen dolores que los médicos no conocen su origen o que simplemente aparecen de repente sin saber por qué?  Pues eso son ejemplo de somatizaciones en este caso de las emociones.

El estrés causa enfermedades y dolencias. Es por ello que no podemos permitir que este nos controle en ningún momento de nuestra vida y menos en esos días tan importantes porque además de los preparativos tenemos a continuación el día de la boda y seguido la luna de miel….¿queremos enfermar? ¡NO!

Os dejo con 7 consejos para combatir el estrés de los preparativos:

  • Hacer ejercicio, no hace falta que corráis 10 kilómetros todos los días, con una clase de Yoga, Taichi o Pilates será suficiente o incluso unos cuantos largos en la piscina.
  • Pasear por la playa o el campo, aparentemente es un consejo muy tonto pero os ayudará a desconectar de todo.Elias Jeria Fotografo-Amanda&Alberto-31
  • Sentarse frente a un bonito paisaje, escuchar las olas del mar, los pájaros revoloteando o simplemente sentir el aire en la cara es algo muy efectivo y terapéutico para desconectar del estrés.
  • Haced una buena planificación. Esto evitará que os entren las prisas de última hora.
  • Cuando surja un problema, habladlo con calma, exponiendo cada uno de vuestros pensamientos y valoradlo de forma positiva.
  • Pedid ayuda y delegad parte del trabajo: no se trata de que los novios lo abarquéis todo vosotros solos. Probablemente tengáis amigos, primos o familiares que estén deseando echaros una mano y basta con que se lo pidáis.
  • Si queréis quedaros aún más tranquilos y relajaros, también podéis contratar los servicios de un wedding planner para que esté pendiente de todo y os quite de todo estrés.

Recordad, lo importante es tomaros este proceso como algo positivo y dedicaros todos los días un ratito para vosotros mismos, hacedlo cómo ritual y veréis como el primer día solo lo podréis hacer durante 5 mint por falta de costumbre, al cabo de unos días vuestro cuerpo lo asimilará cómo rutina y hasta lo necesitaréis. Podéis hacerlo en cualquier lugar, un parque, la terraza de casa, donde sea pero es recomendable hacerlo en la naturaleza.

La meditación es fantástica, hay montones de tutoriales que te ayudan a aprender a meditar, técnicas de respiración ….Solo es querer y dedicaros un ratito.

Y muy importante…..repetid conmigo….¡TODO SALDRÁ BIEN!

Maribel Ruiz

Corpozen

Otros artículos relacionados:

Comer sano para entrar en el vestido

Cómo estar en forma para el gran día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *