Me caso…¿y ahora qué?

Elias Jeria Fotografo-Amanda&Alberto-123

Si acabas de convertirte en novia prometida y no sabes por dónde empezar a organizar tu boda, este es tu post.

Lo primero que tienes que hacer es conseguir una buena agenda. Hay un montón en el mercado y te ayudarán a organizarte mejor y anotar todas las citas y proveedores que visitéis.

En este momento, podéis contemplar contratar a una wedding planner que os ayude a buscar todos los proveedores que necesitéis o lanzaros a buscarlos vosotros mismos. Si optáis por la segunda opción, seguid leyendo.

A continuación, responde a estas cuestiones:

– ¿Qué tipo de boda os gustaría? ¿De día o de tarde?

– ¿Qué fecha os gustaría?

– ¿Ceremonia civil o religiosa?

– ¿Dónde os gustaría casaros en un gran salón con lámparas de araña? ¿en un cortijo? ¿a pie de playa?

– Haced una lista orientativa para saber sobre cuántos invitados estimáis.

Estas cuestiones os ayudarán a acatar vuestra búsqueda. Una vez que las tengáis claras, podéis comenzar a buscar el sitio de vuestra boda para la ceremonia y la celebración.

A continuación, si el sitio no tiene servicio de catering será vuestro siguiente paso. Buscar un menú que se ajuste a vuestro presupuesto y tenga buenas referencias.

Una vez que tengáis el sitio y el catering, podéis empezar a buscar vuestro vestido de novia. Muchas ya lo sabréis y para las que no, os lo comento. Las mejores marcas en vestidos de novia están justo presentando sus nuevas colecciones, por lo que es un buen momento para ir pidiendo cita en las diferentes tiendas y probaros las últimas tendencias en moda nupcial.

wedding-dresses-1485984_1920

Ya tenéis lo fundamental, ahora podéis comenzar a buscar al fotógrafo y videógrafo de vuestra boda. Investigad bien su trabajo y pensad en haceros unas fotos de preboda o postboda, sobre todo si el día de la boda tenéis el horario muy justo entre la ceremonia y el coctel.

Pensad donde os gustaría pasar vuestros primeros días de casados. ¿España? ¿Playa paradisiaca? ¿Ciudad? ¿Algo tropical? ¿Un safari quizás? ¿El polo norte? Cualquier lugar es perfecto para disfrutar de un buen viaje juntos, lo que importa es estar juntos y comenzar una nueva etapa.

Llega el apartado de “puesta a punto”. El maquillaje y la peluquería no hacen milagros el día de la boda. Para que luzcas radiante necesitas hacerte una serie de cuidados durante los meses previos. Mascarillas, limpiezas faciales, cortes de puntas, hidratación, etc. Contrata un pack de belleza que te incluyan los tratamientos, las pruebas y el día de la boda. De esta forma ahorrarás y tendrás a alguien pendiente de lo que tu piel y tu cabello necesiten en cada momento.

Las invitaciones son la presentación de vuestro enlace. No importa el tipo que elijáis pero a través de ella tus invitados podrán saber si es una boda tradicional o una boda diferente. Ambas son igual de buenas, sólo tenéis que ser fiel a vuestro estilo y lo que queráis transmitir.

La música es el acompañamiento que pone la guinda al pastel siempre. Una canción en el momento justo puede hacer que se recuerde para toda la vida. Es fundamental para conseguir una ceremonia mágica unas notas musicales bien seleccionadas. Para eso, puedes contar con el propio dj, un trío, un cuarteto o un grupo de lo que más os guste. Siempre es un acierto el violín y el piano. Para amenizar la fiesta, nada como un buen grupo que toquen algo para todos los gustos o bien un dj animador.

Las flores siempre se recomienda que sean de temporada, ya que de ese modo os saldrá más económico y además os durarán más. Contactad con una buena floristeria que os asesore y si tiene un pack donde incluya la decoración de los coches mejor que mejor, así os ahorráis otra complicación.

flowers-260897_1280

Los detalles de invitados es algo muy personal y hay gustos para todo. Normalmente es un tema que hace que nos comamos mucho el coco. Intentad buscar algo práctico para que no se quede en un cajón o buscad regalos solidarios, así sabéis que el dinero va destinado a una buena causa.

Las alianzas, esas joyas que se guardan en un cajón y se miran y se remiran con ganas de que llegue el día para intercambiaroslas. Un claro símbolo del matrimonio para las cuales ya existen mil modelos en el mercado. Titanio, oro blanco, oro rosa, oro, acero, platino, paladio, plata, etc. Elegid las que más vayan con vuestra forma de ser y que sean prácticas ya que es un anillo para toda la vida.

La decoración de vuestra boda es fundamental para conseguir un ambiente único y personalizado. Flores, tul, velas,…los complementos perfectos para acompañar al sitio elegido y sorprender a vuestros invitados.

No os olvidéis de contratar la coordinación de vuestra boda. Os podría contar un montón de problemas que surgen en cualquier evento, y en una boda que es una vez en la vida no os podéis imaginar cómo pueden fastidiar algunos detalles si no se está pendiente o si no tenéis a alguien que vele por vuestros intereses.

Último consejo: disfrutad de los preparativos, desde el minuto uno habrá cosas en las que no estéis de acuerdo los dos, aprended a ceder unas veces uno y otras veces otro. Implicaros y recordad que os casáis una vez en la vida (previsiblemente) y el camino es muy bonito hasta llegar al altar.

Elias Jeria Fotografo-Amanda&Alberto-45

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *