Fotografía Unplugged

Lo primero que se viene a la cabeza es que estamos hablando sobre algo musical, por aquello de los discos de conciertos “desenchufados”, pero nada más lejos de la realidad.

61m5+VAZrrL

Hablamos con Pablo, fotógrafo y blogero de “El creador de recuerdos” que nos cuenta sobre estos “Unplugged Wedding” y por qué han surgido. Este concepto viene pegando fuerte, o al menos, lo intenta Este tema va a traer mucha controversia, aunque, animo a hacerlo, contratando a un gran equipo de fotógrafos estarás siempre cubierto. Os dejo con las palabras de Pablo:

Las «Unplugged Weddings» son una corriente surgida en los países anglosajones y que muchos fotógrafos están intentando adoptar y concienciar a sus novios, y en las que básicamente lo que se pretende es que SÓLO sea el fotógrafo quién realice las fotos de un evento tan importante en la vida de una pareja como es su Boda.

¿Y a que se debe esta “exigencia”? Desde la aparición en nuestras vidas hace unos años de nuestros queridiiiiiisimos smartphones, cada vez más forman parte de nuestro paisaje cotidiano habitual. Todo el mundo, todo el día con el móvil en la mano. Y estos chismecitos cada día vienen mejor preparados para ofrecernos una experiencia de usuario a la que no podamos resistirnos.

Una de las funcionalidades más utilizadas es la de su cámara fotográfica que ha hecho que descubramos al “gran artista” que llevamos dentro, inmortalizando casi todo lo que se pone a nuestro alcance. Y como no, compartiéndolo inmediatamente con nuestros contactos a través de las redes  sociales ¿para que voy a hacer una foto si nadie la ve?

Esta afición se ha generalizado a todos los ámbitos de nuestras vidas y como no, a los eventos sociales en los que participamos como invitados o protagonistas: fiestas, cumpleaños, cenas, etc… y como no, las Bodas.

¿Quién de vosotros no ha sacado el móvil del bolsillo en el momento de la entrada de los novios al lugar de celebración de su Boda, para acto seguido colgar la foto en Facebook o cualquier otra red social? Se ha convertido en el pan nuestro de cada día.

Hay novios que incluso utilizan una app para sus invitados par que suban a la nube todas las fotos que hagan durante el evento y tener así un bonito recuerdo (con la calidad de esos “grandes artistas” que llevamos dentro, claro).

Hasta aquí todo normalmente aceptado en la actualidad, ¿no?. Pero ¿qué ocurre en la realidad?

El día de la Boda de una pareja está lleno de momentos cargados de emociones, donde los sentimientos, la alegría, las sorpresas, se van sucediendo a lo largo de la jornada. La pareja de novios, en el 99,99999% de los casos, contratará a un fotógrafo profesional experimentado en este tipo de fotografía para que capte cada uno de esos momentos mágicos que se irán sucediendo durante el día. Desde los preparativos de los novios hasta la fiesta final.

Pero ¿que ocurre en la actualidad con nuestra genial idea de convertirnos en “grandes artistas” de la fotografía de boda, con los smartphones en mano el día de la boda de nuestros amigos o familiares? Lo primero que yo veo es que dejamos de disfrutar esos momentos tan especiales que nos ha tocado compartir con ellos. Se está más pendiente de sacar la foto y subirla a las redes que vivir el momento.

Por otro lado, ¿cuántas novias han cuidado con mimo el secreto de su vestido de novia para ese gran día y sorprender con su belleza a su pareja y amigos? Creo que todas. Pero lo que está ocurriendo en la actualidad, es que cuando la novia llega al lugar de la celebración, casi todo el mundo ya sabe como va peinada, ha visto su maquillaje y complementos y el tan ansiado vestido de novia. ¿Cómo? pues a través de esa foto que hizo la amiga mientras se preparaba y que inmediatamente subió a Internet. Qué faena!!!

Y que decir del momento en el que la novia entra al lugar donde se celebrará la boda y en vez de ver las caras de emoción de sus invitados sólo ve una nube de brazos alzados sosteniendo un móvil en la mano para captar el momento.

Y que os voy a contar de ese pobre fotógrafo profesional, con sus miles de euros a cuestas, intentando realizar su trabajo para inmortalizar de una manera creativa, artística, profesional y de calidad todos esos momentos y lo que ve a través del visor de su cámara son manos extendidas rompiendo toda la belleza del momento. Pantallitas y lucecitas de flash que no hacen otra cosa que estropear la escena. Y no me olvido de ese amigo del novio que se cree el más “GRANDE ARTISTA DE ENTRE TODOS LOS ARTISTAS” que no se conforma con usar su móvil para hacer fotos a diestro y siniestro sino que se cree en el derecho de posicionarse en el lugar que mejor cree conveniente para sacar la mejor foto.

Fotógrafo Boda Sevilla España
Fotógrafo Boda Sevilla España

Resultado:

  1. Invitados que no disfrutan de un momento tan especial.
  2. Novios que no ven reflejado en las caras de sus invitados las emociones del momento.
  3. Pareja de recién casados que el día que le entregan su álbum de bodas lo ven plagado de esos cacharritos de los que somos incapaces de separarnos ni por un momento.

Bueno, sé que he exagerado un poco las situaciones pero no están muy alejadas de la realidad. Y por ello ha surgido esta corriente de las «Unplugged Weddings» o Bodas desenchufadas en las que los novios hacen saber a todos sus invitados, generalmente a través de pequeñas notas que acompañan a las invitaciones de Boda, de la necesidad de saber que todos y cada uno de ellos acudirá a su Boda con la firme intención de disfrutar y compartir con ellos un día tan especial, y que el móvil lo dejarán en el bolsillo ya que para hacer las fotos, se han gastado un dineral en ese magnifico ARTISTA, creativo, captador de emociones y momentos, que es su Fotógrafo de Boda. Al finalizar su trabajo, entregará a los novios un bonito, emotivo y artístico álbum de fotos donde serán las emociones de ese día las verdaderas protagonistas (además de las más de 2000 fotos que hizo a lo largo del día que en la que seguro aparecerá hasta el apuntador).

Espero que a partir de ahora, si os veis en una situación como esta, ya como invitados o como protagonistas, recapacitéis un poco y penséis en los pros y contras de sacar el móvil del bolsillo.

Y vosotros ¿qué pensáis?

FDO: El fotógrafo de Bodas, jajajaja….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *