Tradiciones de Boda (II): La novia

El color blanco

Representa la pureza y la virginidad de la novia. Proviene de la antigua costumbre de acudir virgen al matrimonio, y entregarse a su esposo en estado de pureza y virginidad. Hoy en día, esto es poco común, la mayoría nos vamos a vivir con nuestros novios antes del matrimonio y la virginidad suele perderse antes. Sin embargo el color blanco es el que sigue caracterizando a toda novia, y toda boda. Poco a poco, los tiempos van cambiando y ya hay parejas que deciden que el blanco no sea el color protagonista de su enlace.

El vestido de novia

La mayoría de las novias se casan de blanco, como símbolo de su inocencia, pureza y virginidad como comentábamos anteriormente (o por tradición). Durante el Renacimiento, el color no era importante, lo importante eran los bordados, las piedras preciosas, las perlas y los diamantes que llevaban en el atuendo. Pero no siempre fue así, las novias de antes preferían el color plateado, hasta que la reina Victoria de Inglaterra en el año 1840 impuso una nueva tendencia casándose con un vestido de color blanco, aunque en el siglo XIX, las novias de clase media optaban por casarse con vestidos oscuros,negros, ya que cuando se hacían un vestido “más especial”, necesitaban que les sirviera también para ir a los entierros.

Cada cultura interpreta los colores con un significado particular, en las culturas occidentales como la nuestra, se considera el color blanco como símbolo de pureza, mientras que por ejemplo para la cultura islámica el color usado es el negro. Por otro lado, en Japón el color predominante es el rojo.

Hoy en día, son muchas las novias que deciden mostrar su personalidad y no llevar un vestido de color blanco. Véase, el claro ejemplo de una novia que tuve el año pasado, mi querida novia de negro o la famosa Alaska, que se casó con Mario Vaquerizo vestida de rojo.

Boda de Alaska y Mario Vaquerizo
Foto de hola.com

Zayda y Emilio

Actualmente, el color rosa es una de las tendencias más destacadas, además del color beige, y ya son muchas las grandes firmas que apuestan por estos colores entre sus modelos.

El velo

El velo simboliza la virginidad, la modestia y la inocencia de la novia, de ahí que su color sea también el blanco.

En Oriente, las mujeres llevaban velos desde hace 4 mil años. Las solteras como una señal de modestia, y las casadas, como símbolo de sumisión a sus maridos.

En algunas culturas asiáticas y del Medio Oritente, el velo se usaba para esconder el rostro de la novia, a la que el novio nunca antes había ya que eran frecuentes los matrimonios concertados y por conveniencia. El novio podía ver el rostro de su esposa solamente después de la ceremonia.

En la religión islámica la mujer debe cubrir su cabeza con un velo negro como símbolo de respeto a Mahoma. Con el tiempo, estas reglas elaboradas por hombres se hicieron más estrictas, y sólo se permitió que los ojos de la mujer quedaran al descubierto. Según otras tradiciones, por ejemplo, la romana, el velo protegía a la novia de los malos espíritus, a los que podía ser vulnerable.

En la actualidad se utiliza como complemento del vestido de novia y los hay de varias formas: cortos, largos, piratas, que cubran, en tocado, etc.

velos-de-novia
Foto de bodasnovias.com

La liga

La liga es el símbolo de la virginidad y la pureza, cualidades que, en el pasado, estaban asociadas siempre a las novias. Además de ser símbolo de misterio, ya que va oculta debajo del vestido.

La liga de la novia suele llevar los colores blanco y azul, ya que son los colores de la virginidad, la pureza y la fidelidad.

Llevar liga es una costumbre que se originó en Europa y posteriormente se ha ido extendiendo gracias al cine, a otros lugares como Sudamérica.

Eso sí, la tradición de lanzar la liga viene de Francia en torno al siglo XIV. Entonces, los invitados varones perseguían a la novia tras la ceremonia para quitarle la liga, ya que se decía que el que se la quitara tendría suerte. Evidentemente, esto provocaba una serie de situaciones incómodas, que hicieron que esto evolucionara. De manera que era la novia la que, al ser perseguida, lanzaba la liga a los invitados. Se decía que el hombre que la cogiera sería el siguiente en contraer matrimonio.

Actualmente, todas las novias llevan liga, algunas, la siguen lanzando, (aunque ya no se producen las persecuciones) otras, se llenan la pierna de ligas y las intercambia con otras invitadas femeninas (se ponen pie con pie y uno de los invitados tiene que ir pasando la liga de una pierna a otra) y otros novios cortan la liga en trozos para subastarlos entre los invitados masculinos y así sacar un dinerillo extra.

Como veis, la liga es fundamental, como símbolo de pureza y fidelidad, además, como ya hemos comentado anteriormente, puede dar mucho juego si vosotros queréis, así que, ¡no te olvides de ponértela antes de salir de casa ese día porque también le da un punto de erotismo a tu look, ya que como todas sabemos, estiliza y hace más bonita la pierna de la mujer!

liga de novia

Si te perdiste el post de Tradiciones de boda I, pulsa aquí.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *